Atocha

El 2 de mayo vuelve el Tren de la fresa.

1
El Tren de la Fresa arranca de nuevo el próximo sábado 2 de mayo. Todos los sábados y domingos entre el 2 de mayo y el 21 de junio, y entre el 19 de septiembre y el 25 de octubre, los viajeros podrán disfrutar de una visita guiada al Palacio Real de Aranjuez y una visita libre al Museo de Falúas, así como descuentos en el Museo Taurino y diversas actividades de ocio.

El Tren de la Fresa está compuesto por un furgón y un vagón de los años 60 y cuatro coches de madera, construidos entre 1914 y 1930, que cubrían antiguamente los servicios de cercanías Madrid-Zaragoza-Alicante.

Lo que hoy es un interesante recorrido turístico, cultural y de ocio, en su día supuso todo un reto que nacía con la intención de dar salida al Mediterráneo a la capital de España. El primer tramo de este ambicioso proyecto, la línea Madrid-Aranjuez, se inauguró el 9 de febrero de 1851 en medio de una gran expectación y bajo la presidencia de la Reina Isabel II. El artífice fue el marqués de Salamanca, quien pensó unir la capital con el Palacio donde pasaba sus épocas de descanso la Familia Real. Este punto de encuentro de la aristocracia era una buena elección para hacer una demostración práctica que convenciera a la Reina y a su entorno de las ventajas del ferrocarril.

El Tren de la Fresa continúa fiel a su cita anual desde que en 1984 se promoviera la idea de rememorar el recorrido del que fue el primer ferrocarril de Madrid y el segundo de la Península. El recorrido actual se ha transformado en un atractivo viaje en tren al que se suman la riqueza arquitectónica, artística, paisajística, cultural y gastronómica del Real Sitio de Aranjuez, una ciudad que conserva todo el sabor y esplendor de su regia historia. Durante todo este tiempo, los históricos coches de madera del Tren de la Fresa han transportado a miles de viajeros ofreciendo una experiencia única que aúna ocio y cultura.

El Tren de la Fresa tiene un coste de 29,90 euros para adultos y 14,90 euros para niños de entre 4 y 12 años. Los niños menores de 4 años podrán viajar gratis si no ocupan asiento. La salida tendrá lugar a las 10.00 horas del Museo del Ferrocarril y el regreso será a las 18.00 horas desde la estación de Aranjuez.

Anuncios

El Paseo del Prado y sus monumentos candidatos a Patrimonio Mundial de la UNESCO

1

La propuesta del Ayuntamiento de Madrid para que el parque del Retiro, el barrio de los Jerónimos, el Museo del Prado y ambos márgenes del gran paseo madrileño, entre las fuentes de Atocha, Neptuno, Apolo, las plazas de la Lealtad y Cibeles, más la Puerta de Alcalá, formen parte de la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO tiene fundamentos objetivos. La trama urbana sobre la que se asienta tan singular área de la ciudad, capital española desde 1561, está cargada de historia, significación y belleza. El área propuesta es considerada por amplios sectores de opinión como un cogollo único de enclaves de la memoria y la personalidad cultural y urbanística madrileña y, por ende, europea.

La oferta madrileña plantea la inclusión en la Declaración Patrimonial Mundial de la UNESCO del conjunto del Retiro, Jardín Botánico, los museos del Prado, Thyssen y Reina Sofía, así como todo el barrio de Los Jerónimos, que figura entre los más uniformes y homogéneos, desde el punto de vista estético, de cuantos componen la trama urbana capitalina.

La zona a declarar para ser adscrita al Patrimonio Mundial integra todos los monumentos y elementos patrimoniales comprendidos en un perímetro de 203 hectáreas, como la Puerta de Alcalá; el palacio de Correos, sede municipal; los museos del Prado, Naval, de Artes Decorativas y de Antropología; la Bolsa de Madrid; el antiguo Museo del Ejército; el Casón del Buen Retiro; la Real Academia Española; la iglesia de San Jerónimo el Real; el pabellón de Villanueva, dentro del Botánico; el palacio del Ministerio de Agricultura; la Cuesta de Moyano; el Observatorio Astronómico; y los palacios de Cristal y de Velázquez, en el interior del Retiro, entre otros hitos.

En torno a esta área existe otra, cuajada de monumentos y edificios singulares, pero no incluida en la declarada, a la que se denomina “zona de amortiguamiento”, que comprende el Barrio de las Letras, una franja de manzanas del barrio de Salamanca hasta la calle de Goya y otras del área de la avenida de Menéndez Pelayo y zonas adyacentes de la parte posterior del gran parque histórico madrileño. Por ello, llama la atención el hecho de que construcciones monumentales como la estación de Atocha, el Banco de España, el palacio de Buenavista y el de Linares, sede de la Casa de América-, o incluso la Biblioteca Nacional, adscritas al área de amortiguamiento, no figuren en la zona a declarar patrimonio mundial.

“Aunque el perímetro de la propuesta puede aún experimentar algún cambio, a grandes rasgos se mantendrá tal como proponemos, ya que la UNESCO se muestra muy estricta en cuanto a la integridad de los conjuntos histórico-culturales que se pretende incorporar a su lista”, explica José Francisco García, que concibió la idea “hace un año y medio, fuera de toda consideración preelectoral”, matiza, “cuando descubrí que Madrid estaba excluida por completo de ese singular panel patrimonial”. A su juicio, el perímetro propuesto para su Declaración como Patrimonio Mundial, “muestra una continuidad histórica entre el plan paisajístico de Felipe IV y el de Carlos III, rematado en el barrio de los Jerónimos con el urbanismo isabelino del siglo XIX”. De esta suerte, y a efectos estilísticos, barroco, neoclásico y romántico quedarían engarzados por un hilo conductor “que ha mantenido de manera continuada sus usos histórico-culturales”.